Regresar

¿Cómo tomar las opiniones no deseadas o negativas? por Pilar Ortiz

No nos engañemos, para la gran mayoría las opiniones y/o comentarios de los demás juegan un papel importante, tanto en la toma de decisiones como en nuestras emociones

Hay comentarios que llegan al ser pedidos, por eso de querer contar con variedad de consejos y puntos de vista diferentes, pero otros cuantos aparecen sin solicitud alguna. También los hay positivos, los cuales recibimos con agrado y nos llenan de motivación; pero otros nos caen como baldado de agua fría pues son percibidos como “crítica” pura.

Entonces, ¿qué debemos hacer con las opiniones? ¿invalidarlas o aceptarlas?

Si el consejo u opinión ha sido pedido, te animo a aprender a recibirlos sin discusión alguna. No siempre tendrás la respuesta que deseas oír, pero al ser solicitada no queda más que escuchar. Lo que hagas con ellas en otra historia. 

Ahora bien, esto no significa que pedidas o no, debas aplicarlas o apropiarte de ellas. Para tratarlas, te presento lo que llamo el efecto sombrilla: Protegerte de lo que no aportan y dejarlo escurrir como la lluvia y/o dejarte salpicar de lo que sí funciona.  

3. Ante todo comentario, afianza el amor propio, la seguridad en ti mismo. Cree en ti, antes de darle poder a otros con sus comentarios. Cuando nos sentimos plenos con nosotros mismos es mucho más fácil dejar ir aquellos comentarios que no sirven.

2. Filtra lo que te están diciendo. Hazte estas pregunta: ¿Este comentario me aporta, me edifica? ¿Esta opinión me está mostrando algo que no estoy viendo ?

Eres tú quien puede reconocer y definir a qué darle y a que no darle importancia. El filtro eres tú. 

3. La decisión de dejar caer el agua es tuya, a veces es la mejor opción. Sin embargo, hay momentos en que es necesario escuchar e implementar sin terquedad o arrogancia. Déjate salpicar de lo que sí te aporta y construye como profesional e individuo. 

Ahora que conoces el efecto sombrilla, ponlo en práctica. Lo más importante es identificar cuándo sí y cuándo no hay cabida para una opinión que te afecta. El poder lo das o lo quitas tú. 

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo con otros genios.

Blog anterior

Cómo tener un mensaje atractivo.

Haz clic aquí